Registro    Mi perfil
Home Blog Qué es Velaporti El poder de la oración Manual de oraciones Ayuda (FAQ)
Blog
De la mano de los santos
P. Juan Antonio Ruiz J., L.C

«Los testigos que nos han precedido en el Reino (cf Hb 12, 1), especialmente los que la Iglesia reconoce como "santos", participan en la tradición viva de la oración, por el testimonio de sus vidas, por la transmisión de sus escritos y por su oración hoy. Contemplan a Dios, lo alaban y no dejan de cuidar de aquéllos que han quedado en la tierra. Al entrar "en la alegría" de su Señor, han sido "constituidos sobre lo mucho" (cf Mt 25, 21). Su intercesión es su más alto servicio al plan de Dios. Podemos y debemos rogarles que intercedan por nosotros y por el mundo entero». (Catecismo de la Iglesia Católica, 2559).

Empiezo este espacio dedicado a las "Grandes Firmas" de la oración –y que deseo que sea también de ustedes– con un texto del Catecismo de la Iglesia Católica que me sirve de telón de fondo al recorrido que juntos vamos a hacer. En estas líneas, se nos invita a tener como punto de referencia una mirada a los santos y a dejarnos guiar por su ejemplo para orar más y mejor. Después de todo, ellos son los "especialistas", quienes mejor han tocado a Dios en ese "contacto directo con Él" al que nosotros llamamos oración.

Si se quisiera subir el Éverest por primera vez, es imposible hacerlo solo. La gente en Nepal no lo permitiría: se tiene que ir obligatoriamente acompañado por un guía, que ya conoce el camino y que estará a su lado para cualquier eventualidad. De otro modo, corres el riesgo de perderte o, incluso, de caer en algún precipicio.

Para nuestra "escalada", he querido contactar a algunos de los mejores guías existentes. Caminaremos de la mano de hombres y mujeres de la tradición de la Iglesia (y también de nuestra época) que nos acompañarán en estas líneas. Pongo algunos de los nombres, para que se les vaya abriendo ya el apetito: Agustín de Hipona, Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, John Henry Newman, Ignacio de Loyola, Madre Teresa de Calcuta, Juan Pablo II, Benedicto XVI, Francisco de Sales, Teresa del Niño Jesús, entre otros.

Todos ellos nos orientarán para profundizar en nuestro trato con un Dios que está anhelando dialogar con nosotros, como bien lo revelan estas hermosas palabras del libro del Apocalipsis: «Mira que estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él y él conmigo» (3, 20). ¡Buena escalada a todos!

“Aparecido inicialmente en www.la-oración.com”.

Comentarios
Ultimos post
Buscar post
Álex Rosal
xuser
El 100% del dinero recibido en esta web es destinado a la formación de seminaristas y a la promoción de las vocaciones sacerdotales entre las obras y apostolados del Regnum Christi en España. Términos legales / Política de privacidad / Sugerencias